ENGAÑANDO AL CORAZÒN

por elhiren,
Dejando que el suspiro recorra su camino
Bordeaban los sueños sus destellos,
Las figuras danzantes de la noche oscura,
Hacían un círculo sobre su figura.
 

Recorriendo en silencio todos los rincones,
Sin dejar espacio para los reproches,
Solo un suspiro incierto…
Casi en secreto…
Pronunciando su nombre para sus adentros.

Y pensaba en ella…
La extrañaba tanto…
Se hacia mil versos para olvidarla…
Quería un segundo para recordarla,
Y se hacía un día solo con pensarla.

Engañaba al tiempo queriendo alejarla,
De sus pensamientos, dentro de su alma,
Pero solo un destello bastaba, para recordarla,
Y se hacia un silencio largo y delicado…
Donde solo ella era su nostalgia.

Adueñándose de cada suspiro,
Da cada latido, de su corazón abatido,
Y cada rincón de sus pensamientos,
Hacían silencio ante su recuerdo,
Queriendo rozarla, con los dedos del alma.

Arrancando un suspiro de aliento pétreo…
Que se derretía solo con sus besos.
Lo hacían volver a respirar sueños,
A tener esperanzas….
A soñar con la vida….
Y le renacían alas en el alma.
Cuando aceptaba que por ella vivía,
Respiraba…
Amaba…

Con la fuerza de la Esperanza: A mamà…

por elhiren,
Recostada contra la pared de la noche,
Se encontraba silenciosa la esperanza,
Preguntándose si podría atravesar el velo de la nostalgia,
Y se escondía entre recuerdos y melancolías. 

Pidió al tiempo sus segundos dorados,
Y trató de hacer con ellos un cordel trenzado.
Una cadena de eslabones hechos de voces pasadas,
Entrelazadas al futuro por el simple y maravilloso mundo de la esperanza.

Agazapada entre las letras,
Entre las cuerdas de la nostalgia,
Trató de abrirse paso sobre las lágrimas,
Con un suspiro helado y tibio mezclado,
Rasgó del muro de la noche su terciopelo.

Con el valor, atravesando el llanto,
Cruzó esbozando una sonrisa blanca,
Se abrió paso entre la noche negra de la nostalgia,
Y llegó iluminando cada rincón de su alma.

Así, es la esperanza, que no se acaba,
No hay de muros ni noches largas,
Ni tristes lágrimas…
Porque su brillo todo lo abraza.

*******
Con la fuerza de la esperanza he de volver a sus brazos …algùn día…algùn mañana…se dormirá mi alma entre su alma…

Recordando a mamá a 18 años de su vuelo eterno…23/09

REVUELTOS SEGUNDOS

sigo_pensando_en_ti[1]

por elhiren,
 
Esta mañana sonaba el viento en la ventana,
Parecía triste, queriendo decir algo;
Parecía quebrarse de amor dentro del alma,
Y se salían los silencios alados,
Por las rendijas…
Por las hojas…
Entre las ramas…

Yo me quedé mirándolo partir, en la distancia,
Y me temblaron los ojos,
Se tambaleaban, afueran, las palmeras,
Y en mi cuarto las sabanas vacías…
Gritaban y callaban entre silenciosas formas,
Delineando besos en la almohada.

Se consumían unos a otros masticando recuerdos,
Caricias, sonrisas, miradas al tacto,
Revueltos segundos…
Hasta sentir esfumarse el destiempo
En la ausencia,
Suspirando aromas,
Recorriendo pliegues,
Recogiendo sueños.

Rojo, miedo, muerte…
Ausencia, silencio despliegue,
De contrapuestos sonidos de alados suspiros,
Que no son grises ni calientes,
Son solo eso…
Un fugaz destello de tu nombre en mi cielo,
De tu ausencia que duele…
De ese fuego que muere.

Y nuevamente el viento jugando en mi pelo,
Mesclando recuerdos,
Besando mi frente,
Rozando mis labios.
Refrescando sueños
Muertos a destiempo.

Elhiren Jure

Alejandra decide dormir

 

“Si nada nos salva de la muerte,

al menos que el amor nos salve de la vida”. Neruda

alejandra_pizarnik_1

A ALEJANDRA

Por: Elhiren

*

Hueca la nostalgia…

Hueca…

Vacía…

Retumban los silencios en el pecho,

De la noche solitaria…

Aquellos dolores de niña olvidada,

Nunca la dejaron sola…

Siempre le gritaban.

 ***

No…

No estés triste Alejandra…

No te duermas en la nada…

Deja que tus versos hablen,

Deja que la luz te llame.

 ***

¡Pobre niña muerta!

Pobre niña enclaustrada,

En la oscuridad del alma,

Sin un guía, sin un ángel.

 ***

Y el silencio de la muerte

Siembra flores en su mente,

Y se pierde…

Se va…

Se va sonriendo…

¡Al fin alguien la entiende!

¡Al fin se encuentra!

Ella sabe lo que quiere…

Quiere el silencio de las flores en su mente…

Quiere la calma de olvidar la muerte…

Ella se marcha…

Ella se pierde…

Pero quedan sus versos…

Cantando al alba.

***

DOS SILLAS EN EL TIEMPO

2-sillas-vacias

Miraba con nostalgia las desnudas nubes,

Recorriendo los recuerdos de colores;

Y en el aire volaban partículas doradas,

Al son de una música envuelta de silencios.

*****

Y parecían pobres todos los versos

Que no te tenían dentro.

Como dos sillas de madera y una mesa de cedro

Vacías…, silenciosas…

Enclaustradas en el tiempo.

*****

Donde entre flores y azaleas

Conversaban entre sueños dos siluetas,

Vestidas de musgo, arena,

Y salitre de mar.

*****

Un mar que nos había besado

¡Tantas veces!

Ese mar que callaba entre olas nuestros nombres,

Y ese dulce enredo de pasiones delineando bordes.

*****

Me senté entonces en la silla olvidada

Recosté mis sueños en la mesa.

Y un sabor a sal, rodo por las mejillas;

Mientras el sol moría agazapado,

Pintando de alaridos rojos los collados.

Dejando a la deriva a cenicienta,

En aquel palacio de princesa triste

Sin pájaros ni cantos.

*****

por: Elhiren

SUEÑO ETERNO :Por Elhiren Jure

 D298

Temprano se duermen las mariposas,

Temprano cuando amenaza la noche su llegada,

Y no es secreto encontrar un ángel peinando sus alas,

A lo lejos cuando comienzan a caer las estrellas.

No importa si en ese instante se cruzan en el horizonte los suspiros,

Y los sueños perdidos se reconstruyen en el firmamento inmenso.

No importa que lloren en las esquinas las hojas caídas,

Y que todo parece borrarse, entristecerse, callarse, dormirse…

No importa nada de eso, porque simplemente la noche cobijara tu llegada,

Y no  importará  más nada…

Amor…

De cruzadas miradas,

De abrazos apretados contra el alma,

De suspiros teñidos de nostalgias,

Porque cuando me abrazas se estremecen dentro de mí las sensaciones,

Y se confunde una lágrima con la esperanza.

Y ese beso profundo que busca desesperado una expresión  más grande,

De una manera intensa…

De decir, de hacer, de dar, de disfrutar de ese amor ¡tan grande!

Y luego el silencio del roce de mi mano en tu pecho,

De tus besos rozando mi piel,

Y la ternura de un momento que quisiera hacerse eterno…

Pero se esfuma en un suspiro largo y profundo…

Donde el amor es lo único que cuenta…

Y no importa nada más…

Porque no hay lugar entre los dos

Para otra cosa que no sea amar.

Amor…

De cruzadas miradas…

De apretados abrazos contra el alma…

De suspiros unidos por un beso,

Y el sueño eterno de estar juntos…